Posteado por: rosacobos | enero 13, 2008

Blogs y libertad de expresión

teclado-con-pinchos.png

El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos  dice que “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión“, siendo éste uno de los derechos fundamentales reconocidos también por el artículo 20 de nuestra Constitución.

Este derecho se ha venido ejerciendo a través de los medios de comunicación clásicos que, en algunas ocasiones, han estado sujetos, no nos engañemos, a determinadas ideologías y poderes económicos.

A raiz del desarrollo del nuevo contexto tecnosocial conocido como Web 2.0 han aparecido numerosos espacios de comunicación y de discusión, que han contribuido notablemente a la generalización de este derecho constitucional. Cuando digo espacios de comunicación me estoy refiriendo a wikis y blogs.

Ahora ya no es necesaria la intermediación editorial, tal y como escribió un día José Luis Orihuela en su libro “La revolución de los blogs“. Hoy día existen numerosos proveedores de servicio (wordpress, blogia, blogger) que brindan alojamiento gratuito a páginas web de usuarios que no precisan conocimientos especiales de informática, sino que con un conocimiento básico de usuario consiguen hacen públicos sus puntos de vista. Y no sólo sus puntos de vista, sino que también se puede utilizar dicho contexto tecnológico y social para elaborar propuestas de mejora para la Administración; en este sentido resultó muy acertada la propuesta hecha por Propolis denominada Las 1001 ideas para mejorar la Administración Pública.

Dicho esto resulta más fácil comprender el protagonismo que en los últimos años está adquiriendo la blogosfera pública o conjunto de blogs que abordan la problemática de las Administraciones Públicas, desde el interés compartido por vislumbrar mejoras en la atención al ciudadano y en la prestación de servicios que la sociedad precisa de los poderes públicos.

A diario decenas de personas dedican parte de su tiempo libre a abordar las diversas temáticas que representan las diferentes sensibilidades ante el hecho común de la Administración Pública; a modo de ejemplo y sólo por nombrar unos pocos:

 

Todos aportamos nuestro granito de arena con la intención de exponer públicamente aquellas cuestiones que, en nuestra opinión, son susceptibles de mejora en la Administración pública, a la que dedicamos media vida, conscientes de que la mejora no sobreviene sin el análisis y la crítica constructiva.

Obviamente, no sería posible esta crítica si la libertad de expresión no fuese un derecho fundamental amparado por la Constitución.

Anuncios

Responses

  1. Suscribo tu iniciativa de opinar libremente. !Es tu derecho!

  2. Gracias, Tere, por tus palabras de ánimo. Y ese es el derecho de todos porque, en determinados momentos, es lo único que nos queda: el poder opinar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: