Posteado por: rosacobos | octubre 28, 2007

Tribunales sin políticos

rafael-y-rebeca.jpg

Dice el nuevo Estatuto Básico del Empleado Público, en su art. 60, que “El personal de elección o de designación política, los funcionarios interinos y el personal eventual no podrán formar parte de los órganos de selección”. Los funcionarios de Administración Local, hemos recibido con esperanza esta nueva regulación de cómo deben estar formados los Tribunales y órganos de selección, en una materia que, desde hace varios años, ha estado sometida a los distintos cambios políticos.

 

Han surgido algunas voces que dicen que no está claro quién está dentro del conjunto de “…personal de elección o de designación política..., pero vamos a suponer que la ley se está refiriendo, en el caso de la Administración Local, al Alcalde y a los Concejales.

 

En esta Administración los tribunales de selección siempre han estado, al menos desde que yo me acuerdo, presididos por el Presidente de la Corporación o miembro en quien delegue, que normalmente solía ser el Concejal-Delegado de Personal, el cual, en determinadas ocasiones, no tenía ni la experiencia ni el sentido común necesarios para caminar por un terreno tan resbaladizo como es el de los recursos humanos.

 

La elección de los demás miembros del tribunal, que debían ser designados por la propia entidad local (vocales y secretario), estaba supuestamente supeditada a “las preferencias” del Presidente, con lo cual la confluencia ideológica de todos los miembros del Tribunal estaba asegurada. Por ello, si el Presidente era una persona con valores y principios éticos, el resto del “equipo” sería elegido al azar, y sin tener en cuenta afinidades ideológicas con aquél; por el contrario, en los momentos en que dicho Presidente tenía la intención de no sujetar su actuación a los principios de mérito y capacidad que deben regir los procesos selectivos, el resto de miembros sería elegido teniendo en cuenta la flexibilidad de su carácter y su capacidad de adaptación a determinadas exigencias que, en bastantes ocasiones, no se ceñían a determinados principios constitucionales.

 

A esta conclusión puede llegar cualquier empleado público debido al gran desconocimiento que tenemos la mayoría acerca de las normas que rigen en algunos ayuntamientos para realizar la selección de los vocales y secretario que van a formar parte de un Tribunal de Selección (puede ser por sorteo, por el “pito pito gorgorito”, por la pertenencia a partido político, etc.).

 

No obstante, no tenemos la certeza de que los órganos de selección actúen, de aquí en adelante, con total sometimiento a la Ley y al Derecho. Sólo nos queda esperar.

 

El documento que adjunto es una pequeña muestra de lo que medios locales recogieron sobre este tema antes de la entrada en vigor del EBEP. Por lo menos, podemos pensar que a partir de ahora  ningún otro político saldrá en los periódicos por un asunto como este.

 

 

Anuncios

Responses

  1. […] de Sexo?   Retomando el asunto de mi anterior post Tribunales sin Políticos y continuando con el art. 60 de nuestro querido EBEP (Ley 7/2007) , me ha llamado la atención […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: