Posteado por: rosacobos | octubre 5, 2007

La picaresca del silencio administrativo

 

Es sobradamente conocido que la figura del silencio administrativo surgió para salvaguardar los derechos del ciudadano ante la situación de privilegio de que estaba investida la Administración.

También sabemos que para salvaguardar esos derechos del administrado el silencio es, según la Ley 30/92, positivo en la mayoría de los casos.

Sin embargo, a veces, la Administración parece escudarse en la institución del silencio para eludir la obligación de resolver impuesta por el art. 42 de dicha Ley. Y esto lo digo por propia experiencia.

Así, el silencio administrativo negativo parece convertirse en el instrumento adecuado para eludir responsabilidades. Mi propia experiencia me ha permitido constatar cómo mi empresa no sólo me ha desestimado por silencio una solicitud, sino también el recurso administrativo interpuesto contra dicho acto presunto. ¿Qué ocurre entonces?, ¿tiene el interesado que acudir a los Tribunales para obtener una contestación sobre la plausibilidad de sus peticiones?.

Cabe pensar que si la Admón. resolviera dentro de plazo, ofreciendo los fundamentos jurídicos legales en los que basa la estimación o desestimación de una solicitud, los Tribunales o Juzgados verían disminuir el volumen de trabajo.

Personalmente me he visto abocada a recurri a otras instancias e instituciones (Juzgado de lo Contencioso de Almería y Defensor del Pueblo Andaluz) para obtener una respuesta a mis peticiones; en definitiva, para saber el por qué de determinadas situaciones laborales.

Como consecuencia, la ausencia de constestación por parte de la Administración en algunos casos, no sólo produce una pérdida de tiempo que el interesado tiene que soportar, sino también una pérdida económica.

Ver más sobre silencio administrativo

Anuncios

Responses

  1. […] en algunas Administraciones públicas porque existen algunas otras (nombramientos a dedo, inclumplimiento de la obligacion de resolver,  comisiones de servicio presuntamente irregulares) que también serían dignas de […]

  2. si respondo

  3. Enhorabuena por el blog, al que llegué de rebote en rebote. Y como he empezado a leer desde tus primeros post, dejo aquí una impresión. Si impugnaste una desestimación por silencio “despreciativo”, y el recurso -si era de alzada- tampoco fue resuelto en plazo, podrías considerarlo estimado conforme a la LRJPC. Seguro que algo me dejo en el tintero de la memoria, así que simplemente te aporto esta impresión mia. Animo con el blog.

  4. Gracias por leer este blog. En la vida debemos aprender a aceptar las derrotas y pensar que las cosas no son como nosotros quisiéramos que fuesen. De los momentos amargos también se aprende, y mucho, y como dice el refrán “lo que no me mata, me hace más fuerte”.

    Gracias de nuevo.

  5. […] hablado en este blog acerca de la figura del silencio administrativo y de cómo en determinadas ocasiones alguna Administración se escuda en ella para no resolver […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: