Posteado por: rosacobos | enero 18, 2012

De la disfunción a la no-función

La primera parte del título de este blog resultó ser la consecuencia de un momento de reflexión con persona de mi cuidado sobre qué frase podría encabezar este sitio en el que yo quería “abordar la problemática diaria en la que se viene desarrollando el desempeño de la función pública“. En aquél momento de cavilaciones y especulaciones varias surgió el nombre de disfunción porque nos pareció lo contrario a función, aunque no deba entenderse estrictamente como su antónimo. Por entonces, la función pública era para mí un concepto que simbolizaba la irregularidad, el desorden, el caos y la descomposición de algo que, por ley (y por ética, también), debía ser todo lo contrario: orden, equilibrio, imparcialidad y rectitud, aunque bien es verdad que esta percepción fue el resultado de numerosos avatares laborales que dejaron mi ánimo profundamente maltrecho.

Y si la disfunción pública, entendida como un desarreglo en la actividad que llevan a cabo los órganos administrativos para cumplir con su finalidad, es dañina para los funcionarios y para los propios ciudadanos, no consigo imaginar qué sería la “no función pública”. Suena raro, y tal vez nos recuerde al “feliz, feliz no cumpleaños” que le cantaban a Alicia en el país de las maravillas, pero es así.

De la función pública, pasando por la disfunción, se está llegando a la no-función. Y no es esta una sensación que pudiera derivar, como antaño, de un sentimiento de rencor alimentado por horribles experiencias, sino una realidad que está tomando cuerpo en los últimos años. Cada vez que a los funcionarios se nos desacredita y vilipendia surge paralelamente un sentimiento colectivo de regocijo y entusiasmo ante el castigo, ejemplar y merecido según algunos, a una pandilla de vagos y vividores. Cada vez que se congelan o reducen plantillas de personal se producen igualmente oleadas de ovaciones que vienen a corroborar lo acertado de tal medida, basándose en tópicos tan manidos como, por ejemplo, el de que nuestra economía no puede soportar ese exceso numérico de personas que a lo único que van al trabajo es a jugar al tetris, al solitario o a irse de rebajas.

Se equivocan, por supuesto, aquellos que se deleitan ante tales planteamientos. Sin funcionarios no hay función pública y si ésta desaparece es porque antes se han aniquilado los servicios públicos. Y sin servicios públicos no hay un bienestar colectivo.
El beneficio que puedan obtener determinadas organizaciones privadas como consecuencia del desmantelamiento de la administración pública puede producir, a fin de cuentas, el debilitamiento en la prestación de los servicios públicos. Así, la sociedad del bienestar se aparta para dejar paso a la sociedad de la desigualdad.
Posteado por: rosacobos | enero 1, 2012

Los números de 2011

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog fue visto cerca de 30.000 veces en 2011. Si fuese un concierto en la Ópera, se necesitarían alrededor de 11 actuaciones agotadas para que toda esa gente lo viera.

Haz click para ver el reporte completo.

Posteado por: rosacobos | diciembre 13, 2011

Con el culo al aire

No sé cómo interpretar exactamente esta viñeta:

  • ¿Que a los funcionarios nos han dejado con el culo al aire?
  • ¿Que, visto lo visto, es más cómodo llevar el culo al aire para así ya no tener que bajarnos más los pantalones?
  • ¿Que los del BCE y el FMI nos van a seguir dando “por donde amargan los pepinos?
  • ¿Que es una medida más para recortar que también ha llegado a la uniformidad?

Cualquiera de ellas, o todas, es perfectamente válida.

Lo que no acabo de entender es qué pinta aquí la ergonomía (estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina), a no ser que, desde el punto de vista ergonómico, despojar a los glúteos de todo tipo de envoltura textil resulte menos irritante a la hora de agacharse, levantarse, agacharse de nuevo, volverse a levantar y así sucesivamente.

Posteado por: rosacobos | junio 22, 2011

Pleitos tengas … y que los ganes

Un año sin publicar. Dicen los entendidos que la calidad de un blog se mide, entre otras cosas, por la asiduidad en la publicación; debe ser verdad porque las visitas al mío han disminuido un poco. Últimamente me he puesto casi al día y en mis visitas a la blogosfera pública he descubierto algunas novedades jurisprudenciales que vienen a engrosar mi lista de sentencias favoritas.

Me han llamado la atención dos post publicado por Sevach el 30 de enero y el 3 de febrero, en los que desmenuza dos sentencias del Tribunal supremo y que son, desde mi punto de vista,  dos joyas que hay que guardar como oro en paño. Pero es que, además, la novedosa sentencia del Alto tribunal sobre la obligación de la Administración de incluir en las ofertas de empleo las plazas vacantes ocupadas por interinos ha despertado debates interesantísimos en algún que otro blog.

Leer Más…

Posteado por: rosacobos | junio 5, 2010

Vanidad o mi blog en El País

Comencé a escribir en este blog hace casi tres años y la verdad es que, por determinadas circunstancias, a veces me cuesta mantenerlo. De hecho entre el último y el penúltimo post han pasado tres meses. Y es que a una ya se le agotan las ideas y, a veces, hasta las ganas de estrujarse la cabeza.

Pero cuando menos te lo esperas ocurre algo que hace que merezca la pena todo el tiempo empleado en un propósito. He pasado varias semanas sin consultar las estadísticas del blog o los enlaces entrantes y hace unos días, al publicar el último post, descubrí que este blog, mi blog, aparecía enlazado en un artículo del periódico “El País” titulado “Radiografía de los Funcionarios en España“. La verdad es que el artículo presenta un análisis real de la situación de los empleados públicos en España, ausente de tópicos y de falsos planteamientos que lo único que hacen es empañar la imagen de la función pública.

Pues bien, además de este pormenorizado estudio del panorama funcionarial español, el artículo cuenta con un apartado denominado “Funcionarios en la Red” que enlaza con una relación de diversos blogs gestionados por funcionarios  y entre los que se encuentra el mío. Lógicamente faltan muchos, tal vez algunos de los mejores, de los que algunas veces este blog se ha nutrido. La blogosfera pública es aún más grande y no para de crecer.

En fin, lo dicho, que la vanidad es uno de los peores pecados.

Posteado por: rosacobos | junio 3, 2010

Funcionarios y leones

Mucho se está hablando de la bajada en el sueldo de los funcionarios. La blosgosfera está que arde y hay numerosos artículos que, desde el punto de vista del autor, tratan concienzudamente el tema. Por eso, creo que insistir en algo que es ya una realidad y sobre lo que otros han escrito ya lo suficiente está de más a estas alturas.

Sin embargo, y para no dejar sin contenido la categoría “humor” que integra este blog, he sucumbido a la tentación de publicar esta viñeta que me ha enviado una excelente funcionaria (de esas que trabajan escrupulosamente y que, como premio, supongo, llevan casi veinte años con el mismo sueldo).

Dice Andrés Nin Pérez que lo menos preocupante es que nos bajen el sueldo y Félix Serrano en un artículo que no tiene desperdicio asegura que bajar el sueldo a los funcionarios saldrá más caro. Yo no sé qué pensar. Imagino que habrá sido difícil adoptar una decisión como esta. Sin embargo, lo que de verdad me ha impactado es la facilidad con la que se hacen algunas cosas en este país.

Funcionarios y leones. Si los funcionarios se corresponden con los primeros cristianos, ¿con quién se corresponden los romanos?.

Posteado por: rosacobos | marzo 21, 2010

El ave fénix de lo 2.0

He visto todas las películas de Harry Potter (reconozco que los libros no los he leído) y una de las escenas más llamativas, para mí, fue aquella en la que el ave fénix del profesor Dumbledore ardía para, al momento, renacer de sus propias cenizas. Y digo esto porque se me ha pasado a mí por la cabeza hacer cierta comparación entre este mito y el entorno tecnológico y social 2.0.

Son numerosos los blogs que desde hace años están aportando excelentes ideas en este campo. De hecho, la blogosfera pública es el ejemplo más claro. A través de los blogs muchos de nosotros intentamos aportar ideas y ofrecer opiniones sobre la Administración pública que nos gustaría tener en el futuro y de cómo la utilización del entorno tecnológico y social web 2.0 puede mejorar las relaciones entre el ciudadano y aquélla. Por tanto, la innovación ha sido, hasta ahora, independiente.

Se produjo una explosión de ideas que quedaron reflejadas en los blogs personales, pero daba la sensación de que, aunque la teoría era buena (muy buena) pocas veces se podía llevar a la práctica. Y es que hemos de reconocer el papel crucial que juega la Administración en lo que se refiere a la implatación y utilización de las TIC y del entorno 2.0.

Parece que, por fin, nuestra Administración, nuestra gran tutelante, está poniendo en marcha numerosas iniciativas para divulgar las TIC y que, podríamos decir, ya habían sido auguradas o que ya habían sido objeto de discusión en la red. Así, el Ministerio de Educación a través del Instituto de Tecnologías Educativas ha puesto en marcha el blog de Buenas PrácTICas 2.0 cuyo objetivo es que sean los propios profesores los que incorporten el uso de las TIC  a su actividad docente. También tiene su importancia el proyecto Escuela 2.0, que se puso en marcha el año pasado.

En el sector de la Sanidad los Ministerios de Industria y de Sanidad se están tomando bastate interés para crear una red global de expertos en sanidad y TIC, además del programa Sanidad en Línea que ya cuenta con un gran avance en la receta electrónica, la historia clínica electrónica y las citas por internet.

Por eso me refería al principio de este post al ave fénix. Y es que cuando parecía que todo lo relacionado con lo 2.0 estaba apagándose, gratamente nos sorprendemos al comprobar que está renaciendo de sus propias cenizas, aunque tenga que ser con un leve soplido institucional.

Posteado por: rosacobos | febrero 21, 2010

No quiero que mi jefe me haga “coaching”

Imagen de webmomz.com

Muchas veces una noticia aparecida en prensa nos da motivo para escribir en el blog. En mi caso, he leído que los jefes no saben muy bien cómo motivar a sus empleados. Me da la impresión que el artículo se refiere más bien a las funciones de dirección en la empresa privada porque, para bien o para mal, funciona de otra manera. No podemos compararla con la Administración pública. Ésta no persigue un beneficio económico sino que sus objetivos están planteados sobre la base de la prestación de una serie de servicios públicos que beneficien a una colectividad.

Por esto, resulta raro encontrar en la Administración jefes, altruistas por supuesto, preocupados sinceramente por el bienestar laboral de los empleados; entre otras cosas porque se presupone que para eso está el amplio abanico de leyes de función publica que regula todo aquello que orbita alrededor del empleado público en su relación laboral con la Administración.

Leer Más…

Posteado por: rosacobos | enero 10, 2010

El silencio de los borregos

Nos quejamos los funcionarios de la forma en que somos tratados por la jerarquía política en relación al trabajo que desarrollamos. Parece que nos gusta recrearnos en la crítica continua hacia aquellos que ostentan la responsabilidad político-administrativa, hasta el punto de considerarlos como los únicos responsables del malestar que, en un momento dado, pueda existir entre los empleados públicos.

Pero ¿es la clase política la única responsable?. ¿No debiéramos entonar los funcionarios el “mea culpa”?.  Existen en la red múltiples espacios como este dedicados al mundo en el que se desenvuelve la actividad funcionarial. En ellos se relatan situaciones en las que los funcionarios aparecemos como las víctimas de un sinfín de atropellos supuestamente ejercidos por la clase dirigente. Esto es una realidad, sin duda, y yo misma la he argumentado en este blog en algún que otro post. Pero me pregunto si nosotros, los empleados publicos, estamos ayudando también a que cada vez se produzcan con más frecuencia este tipo de situaciones. El día a día en la Administración me ha hecho concluir en que tal vez tengamos parte de culpa.

Leer Más…

Posteado por: rosacobos | octubre 17, 2009

Los sindicalistas: ¿ángeles o demonios?

angel y demonio

Imagen del blog angelodemonio.wordpress.com

 

He hablado en este blog de función pública, de funcionarios, de discriminación, de políticos que discriminan, de modernización y de muchas cosas más. Pero nunca he hablado de sindicatos. Esta idea lleva rondándome varios días y hoy, mientras me ponía al día en la blogosfera (últimamente tengo este y otros blogs un poco abandonados), he encontrado un post en el blog de Sevach del que quiero resaltar un párrafo que viene que ni pintado para lo que hoy quiero expresar:  “… aunque los sindicatos frecuentemente se mueven por el interés de los afiliados, y efectúan impugnaciones selectivas según su estrategia, lo cierto es que si no fuese por ellos, se consumarían infinidad de tropelías en la función pública. No olvidemos que no hay acción pública en este campo, y sin el ojo vigilante de los sindicatos, podría el cacique de turno adjudicar plazas o prebendas a diestro y siniestro…” .

Leer Más…

Older Posts »

Categorías